Las contraseñas son como los cepillos de dientes

Hace poco leí un artículo en el que hablaban sobre tips de seguridad para las contraseñas. Por paradójico que parezca, las contraseñas son las que les dan seguridad a nuestras cuentas en la red, independientemente de qué tipo de cuenta se trate, todas necesitan una contraseña:

  • Tu cuenta de correo
  • El acceso a tu cuenta de banco
  • Un software en línea
  • Tu espacio en “la nube”
  • Tu cuenta en facebook o twitter
  • etc.

Todas estas cuentas tienen una contraseña asociada, a la cual, la mayor parte del tiempo, no le prestamos la debida atención, y usamos contraseñas tan sencillas como secuencias 123456, la fecha de nuestro cumpleaños, el nombre de nuestro perro (como la de Paris Hilton), etc., y peor aún, lo anotamos en un papel y lo pegamos frente a nuestro escritorio “para que no se nos olvide”.

Bueno, dentro del documento me encontré una analogia bien interesante y curiosa: “Las contraseñas son como los cepillos de dientes”:

  1. Siempre debemos contar con un buen cepillo de dientes, tal como las contraseñas. Algunas sugerencias: mínimo 8 caracteres, combinar letras, simbolos y números, y si se puede, utilizar cambios de mayúsculas y minúsculas
  2. Debe cambiarse frecuentemente, tal como las contraseñas. Dependiendo del tipo de cuenta, deberíamos tener una práctica de cambiar las contraseñas al menos cada dos o tres meses.
  3. Nunca lo compartas. Igual que los cepillos de dientes, las contraseñas nunca deben compartirse.

Así que, por nuestro propio bien, pongamos en práctica estas tres sencillas pero efectivas reglas en nuestras cuentas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *